31.12.08

- Warning Spoiler -

Pues sí, acabo de leer un libro titulado "El amor en los tiempos del cólera" que se hizo más popular con la aparición de la versión en película... Pero buehh, para aquellos que aún desconozcan la novela, algunos datos dignos de ser compartidos:
  • Publicada en 1985.
  • Gabriel García Márquez es el autor.
  • Habla sobre los amores imposibles y demás.
  • Si eres mona, por muy masculina que seas, te podría gustar. Lo digo yo.
Pues sí... La acabo de leer... Debo decir que casi todos los libros que he leído de García Márquez me hacen sentir de la misma manera: triste. Inevitable. Aunque este tiene un final "feliz", no dejo de sentir la amargura que sentí con sus cuentos peregrinos, con esa de los cien años de soledad y ahora ésta... -jaja, uy sí, la más grande conocedora de Márquez-

En fin, Javier Bardem sí le debe quedar muy padre el papel de Florentino Ariza, aunque no he visto la mubi



Pero buehh... Aquí viene la parte del "espoiler".


Esta novela empieza con algo que captó mi morbo desde el inicio: el suicidio de un individuo viejo y enfermo. No soy tan buena leyendo, así que no he comprendido si estaba inválido, de cualquier modo esto puede caber en la categoría de enfermo.

Total, uno de los personajes principales, un médico llamado Juvenal Urbino lo atiende y se da cuenta de que éste se suicida para no llegar a viejo. Y es entonces cuando Urbino se percata de que él mismo es más viejo aún que el suicida. Comienza a llegarle ese olor a putrefacción humana en vida, tan agrio que lo huele en sí mismo, en su esposa. Y muere de una forma muy graciosa, como en mi perdida novela del doctor cerebro.

En fin, luego de su muerte, la viuda pues obviamente se queda sola, pero no tanto como hubiera querido pues su pretendiente, el popular Florentino Ariza, desde hace más de cincuenta años ha estado enamorado de ella y esa noche cuando se queda sola, se lo dice... Ella lo corre de la casa porque no lo soporta. Nadie lo soportaría sinceramente.

Claro que la vida da muchas vueltas y la novela relata cómo durante esos cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches, da muchas más y termina con un "toda la vida".


Para iniciar por concluir este post, anotaré algunos de los versos que más me han llamado la atención.


"No iba a derramar una lágrima, no iba a malgastar el resto de sus años cocinándose a fuego lento en el caldo de larvas de la memoria, no iba a sepultarse en vida a coser su mortaja dentro de estas cuatro paredes como era tan bien visto que lo hicieran las viudas nativas."
Aquí el doctor Juvenal Urbino se da cuenta de que el inválido tenía una amante a pesar de su condición... Pero bueh, no hay nada de malo, el amor le llega a todos a cualquier edad y bajo cualquier circunstancia, sin que por ello resulte algo fuera de este mundo. Al contrario. Es algo más humano que nada. Y me encanta que la enamorada no se vaya a sepultar en vida por la muerte del ser amado.

"Se dejó llevar por su convicción de que los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga otra vez y muchas veces a parirse a sí mismos."
Es la frase que utiliza Florentino Ariza para continuar con su determinación de amar a Fermina Daza hasta el último de los días, sin importarle que ésta envejezca.

"La verdad es que las pretensiones de Juvenal Urbino no habían sido nunca planteadas en términos de amor, y era por lo menos curioso que un militante católico como él sólo le ofreciera bienes terrenales: la seguridad, el orden, la felicidad, cifras inmediatas que una vez sumadas podrían tal vez parecerse al amor: casi el amor."
Exacto, me llamó mucho la atención porque he revivido una conversación donde una persona me decía que el amor era más un acto de razonamiento y seguridad que de pasión. Sin embargo, aún dudo mucho que eso realmente sea el amor...

"Se refugió en el hijo recién nacido. Ella lo había sentido salir de su cuerpo con el alivio de liberarse de algo que no era suyo, y había sufrido el espanto de sí misma al comprobar que no sentía el menor afecto por aquel ternero de vientre que la comadrona le mostró en carne viva, sucio de sebo y de sangre, y con la tripa umbilical enrollada en el cuello. Pero en la soledad del palacio aprendió a conocerlo, se conocieron, y descubrió con un grande alborozo que los hijos no se quieren por ser hijos sino por la amistad de la crianza."
A veces me siento como si en un futuro yo llegara a ser Fermina Daza y de ese modo tratara a mis hijos, si es que los llego a tener...

"Años antes, en la crisis de una enfermedad peligrosa, él había hablado de la posibilidad de morir, y ella le había dado la misma réplica brutal. El doctor Urbino la atribuyó a la inclemencia propia de las mujeres, gracias a la cual es posible que la tierra siga girando al rededor del sol, porque entonces ignoraba que ella interponía siempre una barrera de rabia para que no se le notara el miedo. Y en ese caso, el más terrible de todos, que era el miedo de quedarse sin él.
Aquella noche, en cambio, le había deseado la muerte con too el ímpetu de su corazón, y esa certidumbre lo alarmó."
Cuando el doctor Juvenal Urbino le puso el cuerno a su esposa con una mona mulata, ella le respondió que ojalá se muriera... Y lo dijo con todo el corazón.
A veces, la persona que más amas es la que más daño te puede hacer... Muy cierta entonces aquella frase: del amor al odio hay un solo paso.
Ay dios, me siento tan identificada con Fermina Daza... Pero no por esto, sino por su manera de ser. Neta que sí.

"Lo más duro que oyó fue que alguien le gritara en la calle: «Al pobre y al feo todo se les va en deseo»"
Qué feo ser feo.

"Alguna vez él le había dicho algo que ella no podía concebir: los amputados sienten dolores, calambres, cosquillas, en la pierna que ya no tienen. Así se sentía ella sin él, sintiéndolo estar donde ya no estaba".
Awww... Me encantó esa comparación que hace. Genial. Aquí es cuando se muere el doctor Juvenal Urbino, y Fermina Daza lo recuerda con el estereotipo de viuda que le fue inevitable seguir. Excepto por su recuperación de un año, cuando las demás viudas acá, duraban hasta cinco encerradas en su amargura. Sino es que toda la vida.

"Los hombres somos unos pobres siervos de los prejuicios -le había dicho él alguna vez-. En cambio, cuando una mujer decide acostarse con un hombre, no hay talanquera que no salte, ni fortaleza que no derribe, ni consideración moral alguna que no esté dispuesta a pasarse por el fundamento: no hay dios que valga".
Las mujeres siempre hemos sido tan diferentes a los hombres, y de eso se ha dado cuenta García Márquez. Un hombre generalmente pone el cuerno por la atracción que siente hacia otra mona, sin embargo, cuando una mujer se harte de no sentir amor, engañará de la peor manera a su esposo, buscará amor para reemplazar aquel que no le dan ya... Y no habrá nada que la detenga, ni habrá nada que le importe. Chale, qué onda no? Pobre de aquél a quien su esposa lo llegue a engañar. Por eso creo que son más duras las puestas de cuerno de las mujeres, y las más difíciles de soportar, ya que la mayoría de las veces involucran sentimientos.

"El capitán miró a Fermina Daza y vio en sus pestañas los primeros destellos de una escarcha invernal. Luego miró a Florentino Ariza, su dominio invencible, su amor impávido, y lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites".

No hay nada qué explicar :P


Y obvio, me agradan los libros donde hay una frase o un párrafo que hacen más fuertes el final de las cosas... Por eso "toda la vida" me ha gustado bastante. Me ha llegado a la cabezota, a la sección donde están los sentimientos.

Aquí hablaría sobre el lenguaje utilizado y las metáforas y descripciones de García M, pero no me gusta ese pedo, me siento como una estudiante de Letras Españolas.

En fin, se los recomiendo. Está bien chido.

4 comentarios:

VALERIA... dijo...

SÍ, ES BUENO EL LIBRO, TE RECOMIENDO QUE NO VEAS LA PELICULA, ES MALISIMA. FELIZ AÑO.

Juancho dijo...

Bueno pues me convencí, creo qué en cuanto tenga nineros lo compraré, ando falto de libros, y ultimamente traigo ganas de leer!!

Saludos

Kat Katsy Kat dijo...

pasaste el ensayo de análisis que presentaste en tu clase de literatura o que? esta medio chafon, pero cada quien ve el amor de Marquéz como quiere.

y cien años se la lleva todita.

Pollito sin Colita dijo...

y cada quién acentúa "Marquéz" como quiere

jaja, comentario estructuralista de un pseudo intelectual