9.6.10

Del amor y los aires acondicionados...

Esta tarde platicaba con un amigo sobre una situación que me ha sacado mucho de pedo... Machín... Le planteé la siguiente situación hipotética:

Imagina que una morra te pidió de favor que fueras al rancho donde ella trabaja a arreglarle el aire acondicionado porque los niños se quejan mucho del calor... Entonces te tienes que levantar muy temprano, a las siete de la mañana pasa por ti. Arreglas el aire pero no acabas ese día porque fue un chingo de jale, y nada más tienes que ponerle el excélsior. Quedas en ir al día siguiente pero cuando la morra pasa por ti, tu mamá le dice: "se quedó dormido". Y así fue... Se te pasó la hora programada.

¿Tú qué harías? ¿Lanzarte al rancho o llamarle y pedirle disculpas para quedar de ir al día siguiente?

Me respondió que cualquiera dudaría entre ir al rancho o llamar, aunque la solución más factible sería la llamada.

Luego yo le planteé más problemas:
El rancho donde está la morra queda a una hora de distancia por carretera, terracería hardcore, sólo has ido dos veces y apenas sí recuerdas el camino, no tienes dinero para mucha gasolina en la semana, y no puedes llamarle a la chava porque está tan lejos que se pierde la señal del celular... Y no tienes troca, sino un carro... pongamos de ejemplo que un Platina. ¿Lo meterías a la terracería?

Esto ya le dio todavía más que pensar, pero la respuesta es sencilla... Lo mejor sería marcar de inmediato y al ver perdida la señal, volverse a dormir y esperar hasta que la recupere... Apelar a la disculpa, solucionar las cosas y esperar que no se moleste demasiado la mujer... Pero nel, la morra ya lleva todo el día enojada, no contestará el celular y aplicará la ley del hielo durante todo el día. Yo lo haría.

Tal vez la mayoría de los baris no se preocuparían en lanzarse de inmediato, tal vez la mayoría de las morras no comprenderían y elegirían estar enfadadas. Pero existe una cierta probabilidad de que todo cambie, de que alguno de los dos elija no el camino fácil, porque lo pelada sería no ir... Sino el del esfuerzo, el que requiere un sacrificio, y fue lo que me llevó a preguntar: ¿qué motivaría a un sujeto a lanzarse de inmediato, sin pensarlo, a cumplir con lo pactado?

El amor.

¿Qué es eso del amor? ¿Una fuerza, una obsesión? ¿La voz de la razón o la sinrazón? ¿Las mariposas amarillas de Mauricio Babilonia y los delirios de Meme? ¿Será acaso lo que llevó a Poe a escribir sobre Anabel Lee, y a Borges sobre el Aleph? ¿Compartir un sueño de nieve como lo dice cierta leyenda de volcanes?

Esa cosa extraña fue lo que desató el apasionado encuentro de Helena y Paris que luego provocó guerra de Troya, el suicidio de Romeo y Julieta, el descenso de Dante al infierno para llegar hasta Beatriz, la última tentación de Cristo, la construcción del Taj Mahal, la traición de Cleopatra, el viaje de Odiseo por 20 años, las herejías de Salomón en la Biblia, a Drácula a vender su alma por Elizabeth... Está bien pirata ese sentimiento, es una elevación del alma, un viaje en el tiempo, una mirada de sol, un salto en paracaídas, nadar de noche en el mar, la comodidad de la desnudez, mirar las estrellas en el desierto, un trip de carretera, un recuerdo de morfina, el abrazo de un perro...

Para mí es todo eso... Eso, y que en lugar de llamarme, vayan a buscarme hasta el rancho sólo para ponerle excélsior al aire acondicionado...

En estos momentos me doy cuenta que no sirvo para poeta, que tal vez debo esforzarme más, porque toda palabra se queda corta para describir lo que siento. Toda.

7 comentarios:

CocodriloRojo dijo...

Yo por eso digo "Que chingue a su madre todas esas mamadas del amor y su puta madre envuelta en una sábana de las tortugas ninjas"

Te pones bien reyna por un aire acondicionado, pero bueno, no toda la gente caga igual. Saludo.

Pollini dijo...

jajaja... es que no mames... deberías vivir en Chihuahua... sólo así sabrías la importancia de un aire acondicionado en medio de un rancho desértico.

CocodriloRojo dijo...

Tú deberías vivir en Juchitán, con 40 grados de un calor de la verga, con gente sudando y echandose pedos.
Pero bueno, yo no como lentejas, como carne, mucha carne.

;).

NaDu dijo...

yo quiero examinar bien a ese muchachito, no es normal jajaja :)

Richi dijo...

Pos como dijo ese ñero, cada quien caga diferente. O no toda la gente caga igual; que es lo mismo.

Siempre habrá cosas incomprensibles para todos, excepto para uno, el que las hace... o a veces ni para ese uno son comprensibles. Pero todo se hace por algo, qué no?

Sacrificio? Pues a veces hay que sacrificarse por algo, a veces por alguien y eso está más cabrón; y a veces por alguien que tiene una importancia imperante en tu accionar y pensar. El "sacrificio" se vuelve nada cuando va encaminado a un bien superior, y aún que el sacrificio no siempre tenga correspondencia, el sacrificio se hizo por algo. Un viaje para poner un excelsior o un viaje a los fondos del infierno. Muy dispares no? No hay comparación de sacrificios, pero si hay comparación de metas. Yo tampoco soy poeta ni pretendo serlo. Después me pierdo en el inmeso mar alegórico y estético que produce tan extraño arte. Lo mio es escribir PA LA VERGA :)

CocodriloRojo dijo...

A la mierda. Porqué no vienes y tomamos un par de cervezas. Tu amigo tiene tendencia maricona.

Pollini dijo...

Pues ese bari es mi morro. Aparte de que cogemos bien sabroso, me sabe tratar con el respeto que merezco. Según yo no tiene nada de maricón, o al menos no mucho...

O por qué lo dices? Por ahí se dice que los jotillos reconocen a los de su clase ;)