22.12.12

El libro salvaje de Juan Villoro

El día de hoy hice la que tal vez ha sido una de las mejores lecturas "infantiles" que he realizado en mucho tiempo. No es un libro para niños tan niños, más bien para niños que están en quinto o sexto grado de primaria. Pero no es una forma de describir este libro, mejor dicho: es la teoría de la recepción para los niños. Un libro que habla de otros libros y las muchas lecturas que puedes hacerles, la lectura compartida, las referencias entre los textos y otras tantas cosas sobre la recepción. Bien chido.



Pero bueno, en una sinopsis más normal, podría decir que El libro salvaje es un libro sobre transformaciones y recuerdos de la infancia, sumados a los primeros acercamientos con la lectura. Cuenta la historia de un niño (ahora adulto) que pasa unas vacaciones en la enorme biblioteca de su excéntrico tío Tito, y ambos sufren una transformación tremenda respecto a su relación con los libros. Ahí el pequeño conocerá más sobre sí mismo, sobre los adultos con sus problemas, sobre el mundo, e incluso podrá reconocer el amor. Muy bonita historia, me gustó muchísimo y me conmovió hasta las lágrimas. Ash, sí, qué cursi soy, ya sé, nomás que sí está larguito, en una experiencia normal de lectura te llevaría unos tres días acabarlo. Es una lectura en apariencia ligera pero con una complejidad tal que apenas te vas a cercando, la vas reconociendo en todos sus matices. Con todo, es de esas lecturas para tomar de descanso, o sea, para intercalarla con otros libros.

Tiene una redacción sencilla y a la vez compleja, como acabo de decir. Es una de esas narraciones que te permite aprender nuevas palabras y, a cambio, te exige una mediana concentración. Si eres niño, no creo que sea pesada la lectura, pero igual sí requiere mayor esfuerzo que cualquier otro libro infantil, primero por su extensión, luego por la descripción de algunos escenarios y los diálogos que entabla el chavito con el tío. Para nosotros, adultos -sí, adultos u.u- es un poco más sencillo saber de qué está hablando el tío, pero sin duda alguna, resultaría un poco confuso para un niño de menos de 10 años entender toda la situación. Igual está bonita la historia, con un buen toque de fantasía que se camufla fácilmente con la realidad. Acabé la lectura con la firme convicción de que, realmente, los libros nos escogen para ser leídos. ¿Les ha pasado? A veces te topas por casualidad con uno, lo abres y de pronto ya eres presa de él. Otras veces, lees un libro a fuerzas, lo obligas a abrir sus páginas para ti, pero simplemente no es el momento. Claro que de ello no te das cuenta, sino hasta que lo lees nuevamente, por casualidad. Finalmente, la lectura compartida es siempre mejor que como actividad solitaria: cuando lees y compartes con alguien más, el libro se reescribe y adquiere otras dimensiones que posiblemente nunca habrías podido descubrir.

Además de la lectura, habla acerca del conocimiento y la responsabilidad de tenerlo, así como la necesidad de aprender, no sólo por exigencias académicas, sino por un gusto personal. Es tan bueno, que he decidido regalarlo a alguno de mis alumnos al final del ciclo escolar. No sé a quién, todavía, pero seguramente el libro lo elegirá :)

Ya basta de tanto churro, a continuación les dejo algunos pasajes y frases que me atraparon, algunos son descripciones maravillosas, otros reflexiones, y otros más porque simplemente quería compartírselos.

"Todo empezó con un olor a puré de papa. Mi madre hacía puré cuando tenía algo de qué quejarse o estaba de mal humor. Trituraba las papas con más esfuerzo del necesario, con verdadera furia. Eso la ayudaba a relajarse. A mí siempre me ha gustado el puré de papa, aunque en mi casa tuviera sabor a problemas." p. 9

"También odié que mi padre construyera un puente allá. Seguramente se trataba de un puente que se levantaba para que pasaran los barcos. Ésa era su especialidad. Yo prefería los puentes que no se separaban y seguían fijos, conectando dos orillas." p. 20

"Era tan guapa que se veía bien incluso cuando tomaba jugo, aunque ponía una cara como si bebiera vidrio, vidrios rotos que la destrozaban por dentro". p. 21

"He leído toda mi vida, pero hay muchas cosas de las que no sé nada. Lo importante no es tenerlo todo en la cabeza sino saber dónde encontrarlo. La diferencia entre un presumido y un sabio es que el presumido sólo aprecia lo que ya sabe y el sabio busca lo que aún no conoce" p. 43

"Existen famosos imbéciles que fueron bebés refinados." p. 51

"El hombre tiene toda clase de problemas, pero hay uno que me interesa mucho: no sabe medirse a sí mismo. Un sastre te mide por fuera sin ningún problema, pero el hombre se complica las cosas para medirse por dentro." p 55

"Hablo doce lenguas, incluyendo las vivas, las muertas y las enfermas (como el dialecto lleno de maldiciones que usan los policías en esta ciudad)" p. 56

"Nos comunicamos en prosa, aunque a veces hacemos algún verso sin esfuerzo" p 75

"El que quiera hierro, que mastique espinacas o se prepare un buen filete de hígado. O si está muy desesperado, que chupe un cuchillo." p. 93

"Sí sobrino, hay libros malos, malísimos. No me refiero a los libros mal hechos o ridículos, los tristes libros escritos por una persona que sufrió sin que eso fuera útil, los libros hechos por idiotas que sólo querían ser famosos, No, me refiero a libros que hacen daño y atacan a otros libros." p. 99

"Los libros son más importantes que los autores. Los mejores parece que se escribieron a sí mismos." p 102.

"-¡Hay cucarachas por todas partes! -le dije.
-Sí, veo que te perdiste en territorio Samsa." p. 106

"-No tiene nada de malo ser normal.
-A mí me parece aburrido. Un tostador de pan es normal. En cambio, un guiso sabroso es especial. Prefiero ser un guiso.
-Eres mi tío, no eres un platillo.
-Todo depende de qué tan antropófago te pongas. Hay caníbales que se han merendado a sus tíos favoritos." p. 130

"Si Catalina fuera una película, yo viviría dentro del cine." p. 156

"Catalina me tomó de la mano y me hizo una caricia en la palma, como si siguiera la ruta de un caracol:
-Las espirales del tiempo -me dijo-. Los recuerdos se mueven así, como un círculo que regresa pero no vuelve a ser exactamente el mismo." p. 170

"Los libros son insistentes. Por eso se vuelven clásicos." p. 179

Eso es todo por hoy maigos.

1 comentario:

Freddy Cruz dijo...

muy buena pagina oye me pueden ayudar con el texto del libro salvaje