23.8.08

soUp opera

Esta mañana me levanté con una tremenda hambre... Así que decidí prepararme unos deliciosos champiñones con quesito... Yom yom!

Desgraciadamente, me di cuenta de que no había queso!! NO - HABÍA - QUESO!!

Y como sabrán, los champiñones y el queso son inseparables... He aquí una imagen para confirmar.
Así que para saciar mi cada vez más fuerte necesidad de lácteos, decidí tomar leche... De este modo, la lechita vino a destruir el amor que exisía entre el champiñón y el queso... Vaya tragedia...

Sin embargo, la leche no resultó ser un buen compañero del champiñón, y esta infidelidad hizo que el champiñón recordara los sabores de su relación, en efecto, no hay nada mejor para él que el queso, pues desde siempre ha sido su único y verdadero amor.

Para desgracia del champiñón, el queso resulta apetecible para casi cualquier platillo... Y en la cocina se apareció un ingrediente que jamás falta...


¿Champiñón continuará abnegado su relación con la leche o se decidirá a tener de vuelta al queso? ¿El quesito decidirá continuar tras de champiñón, o aceptará las propuestas indecorosas de la tortilla para hacer una quesadilla? Esperen el próximo episodio de: "El comal le dijo a la olla" a la hora del desayuno.

4 comentarios:

chopan dijo...

oye olla oye oye!
jajaja que pedo con esa historia jaja y los dibujoss ajajajaa
mendigo champiñon infiel!

Demo dijo...

jajaja, el champiñón es un wilo XD.

Un muu y unos lentes negros conquistan a cualquiera.


Salud, señorita! Provecho

quiZZ dijo...

pinche champiñón, se siente demasiado libre oqela

Maicol dijo...

pinchi leche despreocupada me atrae jeje pero no tanto como tu sonrisa